La hospitalidad canadiense no es de este mundo

No se vosotros, pero yo siempre he soñado con el momento en que la humanidad hace su primer contacto con un ser vivo extraterrestre ("I want to believe"). Puede que nunca lleguemos a verlo o que nunca ocurra, lo que sí está claro es que si se produce y tenemos el clásico (y cinematográfico) aterrizaje de un ovni, Canadá debería ser la primera nación en establecer contacto. Por dos razones:

La primera: en un pueblo de Alberta, St. Paul, se encuentra el primer puerto para aterrizaje de naves extraterrestres del mundo. Se construyó en 1967, en un momento de la historia en el que la humanidad miraba al espacio y comenzaba a enviar valientes astronautas. Fue todo este auge por la exploración espacial lo que impulsó a Canadá a construir este pequeño puerto. Puede ser que su primera intención fuera hacerse ver a cualquier ser que pasara por la vía láctea, pero fueron pasando los años y nadie aterrizó.

Puerto ovni Canadá alberta

Lo que nos lleva a la otra razón, ese puerto acabó por convertirse en un monumento a la humanidad, hospitalidad y bondad de la cultura canadiense. Una sociedad que siempre está abierta a todo ciudadano o ser fuera de sus fronteras.

En el monumento, hay una placa que dice: "As mankind stands on the threshold of inter galactic travel, let us not forget our failures on earth. If we are to become voyageurs of space, we must learn the true meaning of tolerance to others that are different from us. We must remember that no matter how large the universe, the smallest creature has its place in the order of life. If we fail to conquer disease and pestilence on earth, but instead transmit them to other planets, we shall never be welcome. If we fail to travel earth without destroying the environment, how shall we ever travel the universe safely. If we cannot develop international goodwill among all men, how shall we ever develop inter galactic goodwill among all beings. Lastly, if mankind travels this earth or universe armed with kindness, tolerance, hope, and good spirits, he will always be welcomed." Anon.

Gracias Canadá por vuestra amabilidad.