Historia del lacrosse, deporte nacional canadiense

Canadá tiene 2 deportes nacionales: el hockey (deporte de invierno) y el lacrosse (deporte de verano). El hockey quieras o no, algo sabes de él o algo has visto; es el otro deporte, el que es más desconocido para el resto de los no canadienses. Es verdad que es jugado en todo el mundo pero no llega a deporte nacional como en Canadá. Hoy vamos hablar un poco de su origen y como surgió este particular deporte con palos.

El deporte tiene su origen entre las diferentes tribus de Estados Unidos y Canadá durante el siglo XVII y el cual ha tenido muchos cambios una vez que llegaron los colonizadores europeos, con el fin de profesionalizarlo y crear una liga. Además, de poner un mínimo de reglas para que el juego fuera lo menos violento posible.

Antes de empezar a usar ciertas reglas, los partidos solo se regían por:

  • Un par de puntos que marcan lo que es la portería.
  • Unas líneas que indican el límite del campo.
  • La pelota no se podía tocar con las manos, solo con los palos

Teniendo esto en cuenta y que no había límite de participantes, no más reglas y que cada equipo era una tribu distinta (llegando algunos partidos haber más de 1.000 personas jugando a la vez) os podéis imaginar como acababa cada partido. Grupos de personas a palazos para rendir cuentas, en ocasiones olvidándose de la pelota, haciendo que los partidos se alargaran un par de días. Estos partidos iban acompañados de danzas ceremoniales antes y después del partido para rezar a los dioses o agradecerles la victoria, respectivamente.

No fue hasta que los colonos europeos se quedaran prendados de este deporte y quisieran jugarlo que no empezaron a meter nuevas reglas o equipamiento protector. Los primeros europeos en fijarse en este deporte fueron Jesuitas franceses en la región de Ontario, en 1630 aproximadamente. Y a lo largos años se fueron refinando las reglas, el equipamiento y los europeos comenzaron a alcanzar el nivel de maestría que tenían los nativos. Toda esta evolución y amor hacia el deporte llevó a Canadá a convertirlo en juego nacional de verano en 1870.

A día de hoy, es un deporte practicado por miles y visionado por otros millones de personas. Todo un orgullo para los canadienses.