La mente canadiense tras los taquillazos del cine

Hace 66 años en un pequeño pueblo del norte de Ontario, Kapuskasing de tan solo unos 8.000 habitantes nació un futuro director del cine que estableció los pilares de lo que conocemos hoy día como blockbuster en cine. Películas que atraen a millones de personas a las salas de cine para disfrutar de una gran historia, te podrán gustar más o menos, pero tienen a ser películas que marcan un antes y un después. Sin liarnos más, de la persona que hoy vamos hablar es James Cameron.

James Cameron comenzó a desarrollar pasión, desde muy joven, por las 2 características que mejor le definen: Cine y Ciencia Ficción. Las cuales fueron marcándole un poco su camino, es verdad que tuvo trabajos como conductor de camiones, pero cuando vio Star Wars en el cine, decidió dejar todo y meterse en la industria.

Siempre fue una persona autodidacta y así fue como aprendió a dirigir, crear efectos especiales o escribir. Se introdujo en este mundillo por el apartado de arte, hasta que surgió la oportunidad de dirigir su primera película "Pirañas 2: los vampiros del mar". La cual dio el pistoletazo de salida para su rápida carrera ascendente.

Cameron grabando Titanic

Empezó a crear grandes películas donde la ciencia ficción y los efectos especiales iban de la mano y las cuales a día de hoy tenemos en nuestro imaginario: "Terminator", "Terminator 2" o "Aliens". Pero fue en 1997 donde Cameron sentó catedra de lo que debe ser una película revienta taquillas, con el estreno de Titanic, la cual a día de hoy es la 3º película más taquillera de la historia. Con ella ganó 3 Oscars, incluyendo mejor película y director.

No quedándose a gusto, años más tarde volvió a repetir jugada con Avatar la cual es la primera película más taquillera, dejando a Vengadores: Endgame en un segundo puesto.

No sabemos si las futuras secuelas de Avatar conseguirán lo que ha conseguido con la primera, pero estamos seguros que se pondrán entre las películas más vistas.

 

Etiquetas