Casa Loma, el único castillo de Canadá

Canadá es un país que rebosa naturaleza por todos sus poros, pensar en Canadá es pensar en montañas, lagos, bosques, fauna... Es difícil que te venga a la cabeza ciudades, monumentos, museos... Con la única excepción de la CN Tower de Toronto. Pues es de este segundo grupo de elementos turísticos que queremos hablar. En la misma ciudad de Toronto existe una mansión única en Norte América llamada Casa Loma.

La historia de Casa Loma comienza en 1911 cuando el inversor Sir Henry Pellat quiso construirse una casa intentando recrear el castillo Balmoral de Escocia. Ese mismo año comenzó la construcción de su mansión y llevó 3 años finalizarla, 300 trabajadores y 3,5 millones de dólares. El resultado final fue una mansión de 6.000 metros cuadrados y 98 habitaciones. En su momento fue la casa más grande de toda Canadá y tiene como elementos característicos: un ascensor, un horno tan grande para cocinar un toro entero, 2 pasajes secretos, 3 pistas de bolos.

Henry Pellat vivió allí menos de 10 años, en 1923 la depresión hizo que los impuestos por la casa subieran de 600 dólares al año a 1000 al mes. Punto en el que Henry no pudo mantener la casa y tuvo que abandonarla. Tras varios años sin ser habitada la casa estuvo a punto de ser destruida pero gracias a Claire Wallace (presentadora de programas de radio) decidió realizar un programa desde la casa para demostrar evidencias de fantasmas. El programa lo escuchó el vicepresidente de Kiwanis Club (un grupo de personas que ayudan al servicio comunitario) compró la casa y la convirtió en un destino turístico.

A día de hoy es un lugar turístico que sirve como base para muchos eventos como museos, escape rooms, atracciones, muestras de arte... Un edificio clásico de la ciudad de Toronto que aun que no sea muy conocida merece la pena visitarla.

Etiquetas