Mantequilla de cacahuete, invento canadiense

¡Qué ricos están los frutos secos! Me pasaría todo el día comiéndolos. Dentro de los muchos que existen, hay uno que tiene un poco más de fama, debido al derivado que puedes sacar de él, estamos hablando de los cacahuetes.

Ya desde el siglo I a.C. las civilizaciones precolombinas (Mayas y Aztecas) usaban una especie pasta de cacahuete como alivio para el dolor de muelas. Y fue por algo parecido que el canadiense Marcellus Gilmore Edson desarrolló y patentó un sistema de producción de mantequilla de cacahuete. Este sistema consistía en crear esta mantequilla mediante cacahuetes asados en superficies calientes. La gran diferencia entre la primera pasta y la segunda es que Marcellus le añadió azúcar para espesarla.

Al igual que los Mayas y Aztecas esta pasta o mantequilla tenía un fin terapéutico. Servía y sirve como fuente de proteínas para personas con dificultad para masticar. Al ser suave y fácilmente untable en pan, ayuda a esas personas a tener su cantidad necesaria de proteínas.

Desde entonces el uso de esta vianda ha ido aumentando en todo el mundo dándole otros usos, no solo terapéuticos.

¿Os gusta la mantequilla de cacahuete?