Antiguas iglesias en Canadá reconvertidas en lugares de ocio

El descenso del número de feligreses en las parroquias de Canadá, más concretamente en la provincia de Québec, ha sido notable en los últimos años. Mientras que en la década de los 90, más del 90% de la población asistía a misa con regularidad, en la actualidad tan solo lo hace un tímido 5%. Esto ha llevado a los canadienses, en un alarde de originalidad, a reconvertir muchos de sus templos.

Así, por ejemplo, la que fuera la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Montreal, hoy por hoy, alberga el Théâtre Paradoxe, un salón en el que tienen lugar todo tipo de eventos. Otras transformaciones que llaman la atención, al mantener la estética de la antigua iglesia, son el gimnasio y spa de lujo Saint Jude, restaurantes como Le Chic Resto Pop, o algunas salas de lectura.