Una donación muy canadiense

Los canadienses tienen fama de ser buenas personas, amables y que ayudan a cualquier persona que lo necesite y no es para menos esa fama. Se ha hecho noticia esta semana la increíble donación que ha realizado Audrey Sung en la Columbia Británica.

Audrey Sung es una chica de 12 años de edad de la provincia de Columbia Británica. Desde que tiene 6 años ha estado practicando el piano día y noche hasta convertirse en una increíble pianista. Y es algo, que, aunque sus padres la apoyaron y ayudaron, le salió de ella misma comenzar a tocarlo. En este último año, gracias a su gran don, ha realizado pequeñas giras por la provincia llegando a ganar 30.000 dólares.

Lo fascinante de esta breve pero intensa historia es que ha decidido donar ese dinero a 3 centros: HIPpy, Pacific Rim International Music & Education Society y Royal Conservatory con el único fin que ayuden a estudiantes que tengan dificultades ya sea de salud o económicas a acercarse a la música. Quiere que otros niños y niñas como ella puedan aprender música y los mismos valores que ella misma ha aprendido durante estos 6 años de tocar el piano.

Todo un gesto que nos ha dejado con la boca abierta.