7 conductas que evitan que tu hijo/a se convierta en líder

Niña lider

Consejos para desarrollar la capacidad de liderazgo en los niños

Los padres siempre intentan, con toda su buena intención, hacer lo mejor por sus hijos/as. Sin embargo, entre sus conductas hay algunas negativas. Son aquellas que impiden al niño/a forjar una personalidad con capacidad de liderazgo. La sobreprotección sería la peor de las conductas paternales. No solo anula la independiencia y autonomía del niño/a.También todas sus esperanzas de consolidar una personalidad fuerte, sin miedos ni inseguridades. Algo fundamerntal en una persona con capacidad de liderazgo.

El psicológo Tim Elmore, presidente de la Fundqación Growing leaders, ha reunido hasta 7 conductas paternales que son negativas para los niños.

Aquí las tienes:

1. No dejar que el niño/a experimente el riesgo: A los padres nos asusta que nuestro hijo/a pueda hacerse daño. Por eso intentamos alejarle de cualquier situación que pueda suponer un riesgo para él/ella. Sin embargo, un líder tiene que ser capaz de enfrentarse sin miedo a una situación de riesgo. Si nunca supo de pequeño/a qué se siente al enfrentarse a una situación peligrosa, no será capaz de afrontarlo de mayor, y el miedo le superará.

2.  Ayuda en todo a tu hijo/a. Los padres tendemos a ayudar en todo a los hijos/as. Ni si quiera les dejamos que intenten superar  solos/solas un obstáculo. Para hacerles el camino más fácil, les damos la mano, les levantamos cuando se caen…¿Cómo sabrá sobreponerse a una caída cuando sea mayor? ¿Cómo aprenderá  a resolver sus problemas por si mismo/a?

Elogios y cumplidos

3. Elogia constantemente a tu hijo/a. Si todo lo que recibe tu hijo/a son elogios y refuerzos positivos, terminirá creyendo que no hay nada que mejorar. Siempre se puede mejorar. Si pierde el interés por ser mejor, no querrá esforzarse. Cuando la vida real le demuestre que no es tan bueno/a como pensaba, llegará la frustración. Puede ser que de mayor sea una persona prepotente o deorrotista.

4. Prémiale, aunque no merezca el premio. Los refuerzos positivos y los premios son útiles en su justa medida. Cuando se premia constantemente al niño/a, deja de valorar el premio. Ya no sirve para nada. No querrá esforzarse. Total, si le van a premiar igual… Los regalos materiales les impiden ver la esencia de lo que realmente importa.

Niña ideas

5. Nunca le hables de tus errores del pasado. La mejor lección es el ejemplo. Si nunca le hablas de las cosas que hiciste mal, tu hijo/a no sabrá que esa acción o conducta se debe evitar. Explícale, con tu experiencia, lo que debe evitar. Aunque luego sea él/ella quien tropiece para aprender de su propia caída.

6. Nunca hagas lo que dices. Sé consecuente con tus actos. Los padres deben dar ejemplos. Si prometes algo, debes cumplirlo. Si dices algo, debes obrar en consecuencia. No seas incongruente.

7. Trátale como a un adulto cuando aún es un niño/a. No confundas inteligencia con madurez. Tal vez tu hijo/a sea muy listo/a, pero puede que no esté preparado/a para el mundo adulto.

Cómo ayudar al niño a ser líder y no seguidor

Para que tu hijo/a sea en un futuro una persona con la personalidad firme y capacidad de liderazgo, te dejamos estas reflexiones:

  1. Confía en él/ella. Deja que lo intentente, se caiga y vuelva a intentarlo. Ten fe en él/ella.
  2. Ofrécele retos. Deja que se enfrente a los obstáculos y los supere por su propio pie.
  3. Nunca te dejes ganar. Que sepa que no siempre se gana. Aprenderá que el sentimiento de derrota es útil para crecer y superar desafíos.
  4. Inculca valores sólidos. Los valores son los cimientos para que en un futuro sepa tomar decisiones de forma correcta. Inculca en él/ella  pequeños valores como la sinceridad, la lealtad, la empatía o al amistad.
  5. Dale un recompensa…cuando lo merezca. Deja que se la gane con esfuerzo.
  6. Escucha sus opiniones. Le ayudarás a crear sus propios juicios de valor.
  7. Deja que elija. Contribuirás a que sepa lo que quiere y lo que no quiere en la vida.