Canadá. Sus paisajes a través del Arte con los Siete


El grupo de los Siete fue un grupo de pintores paisajistas de la naturaleza de Canadá

Se considera que en sus comienzos el arte canadiense era un arte trasplantado de Europa y que con el tiempo fue tomando un innegable carácter propio.

Son muchas y variadas las manifestaciones culturales y artísticas que se encuentran en Canadá, debido en gran parte a la diversidad de las culturas que han ido habitando sus territorios a lo largo de la historia.

El "Grupo de los Siete"no inventó el paisaje canadiense, pero desde luego fue el que lo presentó pictóricamente a los ojos del mundo.Ya algunos precursores, inspirados por los impresionistas, habían comenzado a ver el país con ojo diferente y a pintarlo de forma más realista. Pero la verdadera representación de Canadá, en todo su esplendor y magnificencia estaba reservada a "Los Siete".

Este grupo se fundó a comienzos de 1920 como una organización de artistas modernos. Con sus colores brillantes, pincelada libre y formas simples pero dinámicas. El Grupo de los Siete transfiguró el símbolo artístico canadiense y supieron plasmar, como nadie antes lo había hecho, el increíble paisaje canadiense, desde el denso bosque boreal del norte a los lagos interminables, imprimiendo en sus obras una fuerza espiritual trascendente. 

    El Grupo de los Siete original estuvo formado por:

    • Franklin Carmichael (Orillia 1890 - Toronto 1945)
    • Lawren Harris  (Ontario 1885 – Vancouver 1970)
    • Alexander Y. Jackson  (Montreal 1882 – Kleinburg, Ontario, 1974)
    • Frank Johnston  (Toronto 1888 – Toronto 1949)
    • Arthur Lismer  (Sheffield, Inglaterra, 1885 – Montreal 1969)
    • James E. Macdonald  (Durham,Inglaterra, 1873 – Toronto 1932)
    • Frederick H. Varley  (Sheffield, Inglaterra, 1881 – Toronto 1969).

    Todos ellos se conocieron  y se hicieron amigos en Toronto entre los años 1911 a 1913. Frecuentaban las galerías y cafés del Distillery District, en la zona más antigua de la ciudad hoy conocida como Old Toronto, y juntos comenzaron  a realizar escapadas para pintar al aire libre en las impresionantes colinas de Killaney, en el Nellie Lake y el majestuosa costa norte del Lake Superior (el mayor lago de agua dulce del mundo con más de 82.000 km2), en Ontario.

    Aunque en principio los miembros del “Grupo de los Siete” no eran pintores exclusivamente paisajistas, a partir de su primera gran exposición en 1920 en lo que actualmente se conoce como la  AGO  (Art Gallerie of Ontario) empezaron a identificarse plenamente como una Escuela netamente paisajística.

    Al igual que los pintores simbolistas y postimpresionistas de finales del XIX, principalmente Edvard Munch, Paul Gaugin, Van Gogh y Émile Bernard, de cuya influencia deriva en buena medida su estilo, el” Grupo de los Siete” se rebeló contra las limitaciones del naturalismo europeo del siglo XIX y trató de establecer una relación más equitativa e independiente entre su arte y la naturaleza.  Cambiaron la imitación de los efectos naturales y lumínicos a una mayor expresión de sus sentimientos hacia el entorno paisajístico canadiense.

    A través de la gran acogida y divulgación de sus obras por el Arts and Letters Club (fundado en 1908, es un Club privado de Toronto que constituye uno de los referentes más importantes de la vida cultural canadiense)  y el Canadian Forum  (fundado en 1920, es la publicación político-cultural nacida en la universidad) así como con el apoyo de la National Gallery de Londres, la influencia del ”Grupo de los Siete” se extendió notablemente durante las décadas siguientes a su fundación.

    A partir de 1926, El “Grupo de los Siete“ se dio cuenta de que difícilmente podrían ser considerados una verdadera Escuela Nacional de Pintores si todos sus miembros vivían en Toronto, por lo que en 1930 admitieron en el Grupo a Edwin Holgate, una personalidad artística de gran reconocimiento en Montreal y que estudió y dio clases en el Museo de Bellas Artes de Montreal, y en 1932 admitieron a Lemoine FitzGerald, de Winnipeg  (Manitoba) con el claro objetivo de darle a la organización  del “Grupo de los Siete” una base geográfica más amplia que cubriera otros lugares importantes del país.

    En la actualidad la mayor parte de las obras de los miembros del “Grupo de los Siete” se encuentran en The National Gallery of Canada, en Ottawa; en la Art Gallery of Ontario (AGO), y en la McMichael Canadian Art Collection, en Kleinburg, Ontario.

    Es así como en las primeras décadas del siglo XX, las circunstancias e inquietudes artísticas reunieron a estos artistas que se comprometieron a explorar, a través del arte, el carácter único del paisaje canadiense. Si en algo estaban de acuerdo los miembros del “Grupo de los Siete” era que las regiones agrestes y de naturaleza tan bella de Canadá debían ser plasmadas en un estilo de pintura distintivo y único. Estilo que rompería con la tradición europea y reflejaría un sentimiento cada vez más propio y más auténtico.

    Hoy en día, aquellos hombres que formaron parte del “Grupo de los Siete” se encuentran entre los artistas más famosos de Canadá. Para muchos, sus obras simbolizan sin duda lo que significa claramente la identidad canadiense.

    Fuentes: